fbpx

 

La Psicología Positiva, el Mindfulness y otras muchas corrientes actuales nos dicen que en gran parte, nuestra felicidad no depende de circunstancias externas sino de nuestra actitud frente a ellas. Sin embargo, dedicamos mucho esfuerzo y  tiempo a buscar que el mundo nos provea placer, porque creemos que si obtenemos muchos momentos de placenteros nos aseguramos nuestra felicidad.

El placer puede estar en una buena comida, el sexo, un buen vino, y todo lo  que el dinero puede comprar. Parece que el placer viene del exterior en base a cantidad y variación, y es así que nos convertimos en hedonistas, individuos que buscan el propio placer y que contemplan al mundo y a los otros como meros instrumentos para lograrlo.

Muchas veces, este placer viene precedido de dolor, y es este dolor pone en marcha los mecanismos necesarios para obtener lo que necesita nuestro cuerpo para calmarlo, el dolor amenaza y el placer es su recompensa.

“El problema del placer no es que sea nocivo: es que no dura” . El placer es efímero una vez que obtenemos lo que queremos, desaparece. Pero hay varias formas de prolongarlo , la primera es a través de la memoria, pensando sobre él, representándolo. Nuestra memoria acumula reservas de placer a las que solemos recurrir en momentos de adversidad. Nos resulta muy placentero recordar esos momentos.

Otra forma de prolongar e incluso aumentar este placer es compartirlo, contarlo a alguien “significativo” para conseguir una valoración social. Un buen ejemplo de esto, es una conocida historieta que circula por internet.

Tras una tormenta impresionante, un barco naufraga y sólo se salvan un hombre y Claudia Schiffer, yendo a parar a una isla desierta. Con el paso del tiempo, solos y abandonados, acaban cogiéndose confianza y finalmente manteniendo relaciones.

Como no tienen otra cosa que hacer, al final se tiran todo el tiempo haciendo el amor hasta que un día el hombre dice:

– Claudia, tengo que hablar contigo. Necesito pedirte tres deseos. ¿Crees que podrás concedérmelos?

– No lo sé. Prueba a ver..

– Bien. El primero es que me gustaría llamarte Mariano. ¿Te importa?

– Pues… Pues, no. Este es fácil. ¿Qué más?

– Bien. El segundo es… ¿Te importaría sacar uno de los trajes de hombre que hay en ese viejo baúl que salvamos del naufragio y vestirte con él?

– Bueno, este es algo más extraño, pero tampoco me importa. De acuerdo. ¿Cuál es el tercero?

– Pues el tercero es que quisiera hablar seriamente contigo paseando por la playa. Vamos?

– De acuerdo.

En esto que están los dos paseando por la playa al atardecer, Claudia Schiffer vestida de hombre y haciendo como que se llama Mariano, cuando el hombre se detiene, se gira, pone una mano sobre el hombro de Claudia y le dice:

– Mariano, se que no vas a creerme, pero… ¡Llevo meses acostándome con Claudia Schiffer!

Placer es también aquello que sentimos cuando logramos conseguir satisfacer las expectativas de nuestros programas biológicos . Nada más placentero que beber agua cuando tenemos sed o meternos en nuestra cama calentita cuando estamos cansados y hace frío.

Mihaly Csikszentmihalyi,  uno de los más importantes investigadores del mundo en el tema de la psicología positiva nos indica: “Estos placeres son un componente importante de nuestra calidad de vida pero por sí mismos no traen felicidad. El sueño, el descanso, el alimento y el sexo nos ofrecen reconstituyentes experiencias homeostáticas que ordenan de nuevo la conciencia después de que la intrusión de las necesidades del cuerpo haya provocado entropía psíquica. Pero no produce crecimiento psicológico. No agregan complejidad a la personalidad. El placer nos ayuda a mantener el orden, pero por sí mismo, no puede crear un nuevo orden de conciencia.” Y esa es su gran diferencia con el disfrute.

 El disfrute ocurre no sólo cuando logramos satisfacer nuestros deseos  o satisfacemos una necesidad sino cuando logramos algo más, cuando tenemos ese sentimiento de novedad, de realización. Las experiencias que dan placer pueden dar disfrute, pero no siempre es así, son dos sensaciones diferentes.

Por ejemplo todos sentimos placer al comer pero solo algunas personas disfrutan comiendo. Para disfrutar es necesario estar presente, estar concentrado en la actividad, prestar la suficiente atención a la comida, usar todos los sentidos. El placer no necesita que yo invierta energía para obtenerlo con que sólo estén estimulados mis centros cerebrales puedo obtener placer; en cambio el disfrute requiere que invierta energía psíquica debido a su complejidad. Es una irradiación de adentro hacia afuera, que recubre lo externo y lo hace significativo, útil y deseable. Por eso se dice que los buenos amantes son aquellos que pueden estimular el órgano sexual por excelencia: el cerebro.

Según Csiksentmihalyi el disfrute tiene ocho componentes. Disfrutamos cuando:

  • Nos enfrentamos a tareas que tenemos al menos una oportunidad de lograr.
  • Somos capaces de concentrarnos en lo que hacemos
  • La tarea emprendida tiene una meta clara
  • Obtenemos retroalimentación inmediata.
  • Actuamos sin esfuerzo, alejados de preocupaciones y
  • Experimentamos un sentimiento de control sobre las circunstancias.
  • Pérdida de autoconciencia, desaparecen las preocupaciones por la personalidad.
  • Perdemos el sentido del tiempo.

 

Las actividades de disfrute, se contienen en sí mismas, se realizan no por la esperanza de un beneficio futuro, sino simplemente porque hacerlo es en sí la recompensa. No necesitamos contar que estamos disfrutando, nos alcanza con sentirlo.

“Sin el disfrute la vida puede soportarse, e incluso puede ser placentera. Pero puede ser así solo precariamente, y dependerá de la suerte y del ambiente externo. Sin embargo, para ganar control personal sobre la calidad de la experiencia uno necesita aprender a cómo encontrar disfrute en lo que sucede día a día” . Mihaly Csikszentmihalyi

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This