Terapia para adultos en Madrid y Majadahonda

La finalidad de la terapia psicológica es la resolución de los conflictos que provocan el malestar o sufrimiento. La manera de abordar estos problemas depende de la naturaleza de los mismos así como de la propia persona, sus características y sus necesidades. Cada uno es único, lo que hace que cada terapia sea exclusiva para cada persona.

Estas son algunas de las situaciones en las que intervengo con adultos:

Crisis vitales

Hay momentos en nuestra vida en los que los acontecimientos hacen que cambie de repente. Implican un conflicto y nos hacen sentir tensión y malestar emocional y sobretodo un cierto desconcierto y sufrimiento al que no siempre se le ve salida.

Las crisis vitales nos permiten reflexionar y evaluar alternativas y promueven en nosotros la toma de decisiones, los cambios y la reformulación de valores y creencias de cara a poder replantearnos de nuevo los objetivos en la vida.

El acompañamiento terapéutico en estos momentos de nuestra vida nos hará más fácil el entender y resolver la crisis que estamos atravesando de una manera constructiva y el volver a tener ilusiones o inquietudes en proyectos factibles y realizables.

Ansiedad  (estrés, miedos, fobias, obsesiones…)

Los trastornos de ansiedad son uno de los trastornos psicológicos más comunes en nuestra sociedad, al menos una de cada 5 personas los ha sufrido o los sufrirá a lo largo de su vida.

Suele experimentarse como un estado emocional displacentero, en el que sentimos temblores, falta de aire, taquicardia, insomnio, nauseas… se produce ante determinadas situaciones reales o imaginarias.

La ansiedad disminuye significativamente tu calidad de vida, incidiendo en tu sueño, tu rendimiento académico o laboral, pudiendo acabar generando problemas de salud, de pareja, familiares o sociales.

Deja que te ayudemos, identificaremos las causas y el origen, aprenderemos técnicas de reducción y manejo de los síntomas, abordaremos los conflictos que están generando y manteniendo la ansiedad y te prepararemos para evitar recaídas.

Bajo estado de ánimo (tristeza, depresión, duelo…)

La depresión es un estado de ánimo en el cual la persona se siente infeliz, abatida e incapaz de disfrutar de las cosas, situaciones o personas que le rodean, sentimientos de inutilidad, rabia o incluso culpa hacia uno mismo.

Se produce un aislamiento social, en el que no parece mostrar interés alguno por las posibles salidas de ocio e incluso el mundo laboral, encontrándose mal aunque la situación tenga un carácter ameno, divertido o agradable. La apariencia física comienza a descuidarse.

La terapia psicológica que está demostrando más eficacia para reducir la ansiedad y el estrés es el Mindfulness o atención plena.

Problemas de salud (insomnio, fibromialgia, cefaleas, asma, menopausia…)

Falta de control de impulsos (ira, compra compulsiva, juego patológico…)

¿Necesitas mi ayuda?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies