Autolesiones en la adolescencia

Muchos padres de adolescentes desconocen absolutamente todo sobre las autolesiones, sin embargo son una forma de comportamiento que se produce con relativa frecuencia en la adolescencia. Se cortan o se rasguñan la piel con cualquier cosa que cause sangrado, como navajas de afeitar o, incluso, tapas de lapiceros o sujetapapeles de alambre. Se queman, se golpean la cabeza, se dan puñetazos.

En la mayoría de los casos, no lo hacen por llamar la atención , ni porque es una nueva moda, ni como señal de identidad social. A menudo lo utilizan como una estrategia para regular emociones.

Aunque los mecanismos por los que se produce no están claros pero parece que funciona a través de tres trayectorias: la anulación de las emociones no deseadas (como fórmula para distraerse de sentimientos intolerables); su materialización (hacer que la emoción se convierta en dolor tangible) y su transformación (la autolesión provoca la relajación de endorfinas, lo que ocasiona cierta ‘analgesia’ que provoca una sensación de bienestar momentánea.

¿Qué debe hacer la madre o el padre de un adolescente si descubren que su hija o hijo se autolesiona?

Intenta mantener la calma aunque te sientas muy afectado por ello, no lo atosigues con preguntas excesivas, sino más bien reconociendo sus signos de malestar y encontrando la forma de hablar sobre cómo se siente, escuchando sus preocupaciones y problemas y mostrando comprensión.

Se claro sobre los riesgos de autolesionarse para la salud, asegurándote de que sepan que con ayuda,  será posible pararlo.

Busca ayuda profesional, que ayude a superar los problemas de fondo que estas conductas puedan  tener como estilos cognitivos negativos, poco control de la impulsividad y la ira, depresión, ansiedad, falta de habilidades sociales, dificultadas para enfrentar emociones…

En algunos casos es conveniente también  una terapia familiar en la que todos los miembros de la aprenderán a resolver los conflictos que se generen, a reducir la ansiedad, a evitar entornos invalidantes del sufrimiento, a comunicarse  y a solucionar sus problemas de manera asertiva y controlada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies