Cuando la aprobación de los demás se convierte en una necesidad patológica

En mayor o menor medida todos necesitamos nuestra dosis de aprobación exterior ya que somos seres sociales por naturaleza, pero una cosa es desear esta aprobación que sería algo normal. La línea que traspasa lo patológico estaría en no solo desearlo, sino desearlo  para sentirte bien. Reflexiona, ¿lo deseo o lo necesito? Hay una línea que separa lo normal que todos hemos sentido alguna vez, de lo patológico donde la persona tiene problemas personales por este motivo.

Y el problema se agrava cuando tu felicidad no depende de ti mismo, sino del visto bueno de los que te rodean.

 

COMPORTAMIENTOS “DEPENDIENTES” DE LA APROBACIÓN DE LOS DEMÁS.

  • Opinar diferente a alguien y no mostrar desacuerdo, sino que intentamos ser amables para no desagradar a la persona que tiene una opinión opuesta.
  • No saber decir “no” y anteponer hacer favores a los demás antes que escuchar las necesidades propias.
  • Nuestro estado emocional varía por la opinión exterior. Si nos aprueban y nos halagan nos sentimos eufóricos y alegres, pero si nos critican y desaprueban nos sentimos tristes y poco valiosos.
  • Preocupación excesiva por el aspecto físico. Aunque nos guste arreglarnos y lo hagamos, el problema viene cuando se convierte en una necesidad y no nos podamos mostrar con un aspecto que consideremos que no es saludable. Las personas que no necesitan la aprobación de los demás, no tienen problema en mostrarse sin arreglar y lo hacen con naturalidad.

 

¿CÓMO ELIMINAR ESTA NECESIDAD PATOLÓGICA?

 

No podemos gustar a todos: Seas quien seas, tengas las virtudes que tengas, nunca gustarás a todo el mundo. Siempre habrá personas que nos critiquen y desaprueben, no puedes congeniar con todos.

La persona que mejor te conoce eres tu misma, conócete más. Las opiniones de los demás sobre ti, no tienen por qué ser verdad,son solo opiniones.No creas más en las opiniones exteriores que en las tuyas mismas. Refuerza tu autoestima y tu autoconcepto.

Toma tus propias decisiones pensando en ti. Cada vez que tengamos que tomar una decisión deberíamos hacernos esta pregunta, ¿en base a qué estamos tomando esta decisión, nos influye la opinión y deseos de otros?, ¿qué deseamos nosotros, dejando de lado la opinión social?

No somos ni más ni menos que nadie. Todos somos iguales.  Todos tenemos éxitos y fracasos, virtudes y defectos, momentos felices y momentos tristes

Las críticas o desaprobaciones no significan un rechazo a nuestra persona.  Simplemente lo que ha sido rechazado ha sido una manera de actuar que han considerado errónea, o alguna actitud o característica nuestra.Eso no quiere decir que no nos valoren. Agradécelas y no las tomes como una ofensa.

 

“Mientras estés preocupado por lo que los otros piensen de ti, ellos son tus dueños. Sólo cuando no requieras la aprobación de alguien más podrás verdaderamente ser dueño de ti mismo.”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies